AISHA
"Me puse muy caliente, la lujuria me embargó, no pude evitarlo. Me quité las bragas, me dejé solo un blusón flojo sin nada abajo, me fui a la habitación de mi suegro, abrí y me puse de frente a él y le dije que quería que me follara. No puedo, eres la esposa de mi hijo, no está bien. Acaso no te gusto? Veo como se te pone la polla dura cuando ves mi lindo trasero. Si me gustas y las ganas de follarte me mata, pero no puedo hacerle esto a mi hijo. Tu hijo no me folla por el culito porque no le gusta, como no lo usa no estarías tomando algo de él, así que házmelo por atrás, por mi culito, o no te gusta mi colita."
Podemos hacerlo por teléfono o chat pero si nos gustamos podemos quedar en algún sitio
AISHA