MARGARITA
"Comencé a chuparle la polla con ansia, me la metí en la boca hasta sentir la cabeza de la polla rozar mi garganta. Aunque tenía los ojos vendados, supe que me estaba haciendo fotos, eso me dio más morbo y se la chupe con más intensidad y profundidad. Apreté la cabeza contra él y me tragué su leche calientita, como si fuera el más delicioso de los manjares. Me soltó las cuerdas con que me ataba las manos diciendo: -Puta, sé dónde vives, donde trabajas y te he sacado algunas fotos, así que ten cuidado con lo que haces y dices. "
Podemos hacerlo por teléfono o chat pero si nos gustamos podemos quedar en algún sitio
MARGARITA