MARÍA JOSÉ
Centelles, Barcelona
"Por fin se había desatado la pasión. Por ese instante me olvidé de mi esposo. Mientras nos besábamos el vecino me subió el top liberándome las deliciosas tetas, me las acarició, me las apretó, me las chupó todo con tanta maestría que sentí mi coño totalmente húmedo. Yo por mi parte no me quedé atrás. Le agarré el paquete y pude comprobar que estaba bien duro. Le desabroché los pantalones y con su colaboración le saqué la polla que por supuesto ya estaba dura para mí. "
Podemos hacerlo por teléfono o chat pero si nos gustamos podemos quedar en Barcelona
MARÍA JOSÉ Centelles, Barcelona