STEPHANIA
"Se lo mamé bastante y con garganta profunda. Me sostenía la cabeza con una mano y con la otra me acariciaba la cara. Su pene era largo pero no tan grueso y eso facilitaba la garganta profunda pero no podía soportar mucho tiempo sin respiración por lo que muchas veces tuve que retirarme rápidamente para tomar aire. Él me dejaba tomar aire apenas unos segundos y aún con la respiración agitada me empujaba la cabeza la polla para que se lo siguiera mamando y de nuevo terminar con otra garganta profunda por varios segundos más. No dejaba de mirarme y yo lo miraba a veces porque casi siempre cerraba los ojos cuando su polla atravesaba mi garganta. Confieso que me gustaba. Me gustaba ese hombre. Me gustaba su polla, me gustaba todo lo que me hacía."
Podemos hacerlo por teléfono o chat pero si nos gustamos podemos quedar en algún sitio
STEPHANIA